El Real Valladolid, un ejemplo claro del uso de la tecnología en el deporte ¿casualidad?

Posted by

En plena era tecnológica, los avances de esta área han llegado hasta el mundo deportivo. Dispositivos que ofrecen información complementaria de los deportistas y que han aportado un salto cualitativo en la optimización del rendimiento, la prevención o readaptación de lesiones, en un marco cada vez más competitivo. Una evolución repentina que hace pasar desapercibida la maraña de información previa que hay detrás de una toma de decisión por parte de un entrenador, preparador físico, médico o cualquier miembro del cuerpo técnico que rodea a un club o deportista. Una tecnología que permite reducir la incertidumbre en una actuación y evitar que el azar o la fortuna determine el desenlace competitivo. Es cierto que estos condicionantes siempre estarán presentes en el marco deportivo, pero la interpretación adecuada de la gran cantidad de información que nos aportan las últimas tecnologías aplicadas al deporte pueden minimizar el impacto de estos condicionantes

En la actualidad, estamos acostumbrados a ver deportistas que portan petos debajo de sus camisetas, sin imaginar que se trata de dispositivos de posicionamiento global (GPS) que nos aportan información sobre las demandas físicas y fisiológicas del jugador durante un partido y/o entrenamiento. Información que permite a los preparadores físicos individualizar las cargas de entrenamiento para evitar lesiones y maximizar el rendimiento de sus jugadores. Además, podemos ver cómo, cada vez más clubes de fútbol y entidades deportivas, requieren la asistencia de especialistas en termografía infrarroja o tensiomiografía para un mayor control del estado muscular de sus deportistas. Estos avances han ido evolucionando en base a las demandas de los profesionales inmersos en el deporte hasta el punto de poder monitorizar in situ la carga fisiológica de cada jugador dentro de un equipo, posibilitando la toma de decisiones durante un partido o entrenamiento en base a información relevante sobre el estado del jugador. Plantillas instrumentadas, medidores infrarrojos, fotocélulas de activación o hasta estimulación transcraneal son algunas de las tecnologías adicionales empleadas por los clubes de fútbol en la actualidad.

Sin embargo, la tecnología carece de valor sin los conocimientos previos que permitan interpretar la información proporcionada por estos instrumentos de medición. Actualmente, un partido de fútbol puede proporcionar más de 10 millones de datos entre variables técnicas, tácticas y físicas, el tratamiento e interpretación de esta ingente cantidad de datos requiere de especialistas en este campo y de una correcta manipulación de lo que, a día de hoy, se conoce como Big Data. El uso de todas las tecnologías que se han ido comentado a lo largo del presente artículo, unido al bombardeo de información que aportan sistemas más avanzados puede permitir el establecimiento de modelos predictivos que reduzcan la incidencia lesional u optimicen el rendimiento de los jugadores, aspectos determinantes en el devenir y la consecución de los objetivos de un equipo de fútbol.

Un ejemplo claro, se puede observar en el Real Valladolid, equipo que la temporada pasada contó con el aporte tecnológico y asesoramiento de miembros del grupo IGOID en la parcela física. El control y ajuste de la carga física a través de la información proporcionada por dispositivos GPS, contribuyó a que el equipo vallisoletano fuera el club con menor índice de lesiones de toda la segunda división, curiosamente en uno de los equipos que lograron el ascenso a primera división. Para esta temporada, ya han mostrado su interés en seguir contando estos dispositivos y ampliar la oferta tecnológico con controles más exhaustivos que permitan desarrollar un modelo integral en aras de conseguir su objetivo de permanencia en la máxima categoría del fútbol español.

Si tú también estás interesado en disponer de los últimos avances en tecnología aplicada al deporte, no dudes en ponerte en comunicación con nosotros.

Foto LFP

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *